Tipos de Reportaje de Boda.

Otra de las decisiones a la hora de organizar vuestra boda es elegir el tipo de reportaje que queréis, desde nuestra web de Boda en Madrid, y continuando con nuestro afán de ayudaros en la mayor medida posible, queremos daros una pequeña orientación sobre esos tipos de estilo que os podéis encontrar.

Para empezar queremos diferenciar dos conceptos importantes, el tipo y el estilo de reportaje de bodas. Si bien el tipo hace referencia a la forma de realizar las fotografías, es decir, si serán imágenes de posados, fotos naturales, artísticas, divertidas, etc…, el estilo fotográfico se refiere al acabado de las fotografías, al estilo que a la hora de editar, cada fotógrafo da a su trabajo. No se trata de retoque, se trata de un proceso de revelado. Mientras que en el retoque se alteran los elementos que componen las imágenes, quitando o añadiendo, en la edición o postprocesado se trabaja sobre las iluminaciones y los colores, para obtener un acabado determinado. Si queréis leer más sobre los estilos de las fotografías, aquí tenéis un artículo en nuestro blog.

El estilo por tanto depende de la capacidad del fotógrafo a la hora de trabajar las imágenes obtenidas, y la oferta es en consecuencia, tan amplia como fotógrafos de boda existen, así que en este post nos vamos a centrar en los tipos de reportaje fotográfico de boda.

Tipos de Reportajes de Boda.

A grandes rasgos podemos hablar de 4 tipos de reportaje de boda, es importante que seáis conocedores de las diferencias entre unos y otros, porque dependiendo del estilo que escojáis, el fotógrafo requerirá en mayor o menor medida de vuestra colaboración, y eso exigirá que dediquéis parte del tiempo del día de la celebración de la boda a realizar esas fotografías.

Reportaje de boda tradicional.

Como su propio nombre indica, este es el reportaje de boda de toda la vida, son los reportajes basados en posados y en la toma de las imágenes claves de cada momento del día de la boda.

Son imágenes ya pensadas en su mayoría con anterioridad. Es como si hubiera un programa de las fotografías a tomar, los posados de los novios, los novios con los padres, los novios con los amigos, el momento de los anillos, la recepción en el convite, el tradicional y antiguo momento de cortar la tarta, el primer baile, etc….

Este tipo de reportaje requiere de una participación intensa del fotógrafo, para ir indicando la fotografía que se ha de tomar en cada momento y poder conseguir todas las fotografías necesarias para cubrir todo el evento al completo, desde la ceremonia en si, hasta el banquete y la celebración posterior.

Reportaje de boda natural.

Este tipo de reportaje se basa en captar los momentos más importantes del día de la boda de una manera más natural, es un tipo de reportaje de boda conocido también como reportajes de tipo documental, donde el fotógrafo actúa más como reportero gráfico que como fotógrafo de boda, tomando fotografías de todo lo que va sucediendo desde un punto de vista personal e intentando pasar desapercibido para novios e invitados, con el fin de obtener imágenes naturales y espontáneas..

El fotógrafo se limita a documentar todo lo que va sucediendo, sin interferir, a diferencia del estilo tradicional, en esos acontecimientos.

Reportaje de boda creativo.

Para un reportaje de boda creativo, o artístico, el fotógrafo se vale de los elementos que tiene a su alrededor y de los distintos lugares donde se va celebrando el evento, desde la casa u hotel de los novios hasta el salón de la celebración, pasando por la Iglesia o el juzgado, los jardines cercanos, o cualquier otro lugar en el que los novios quieran tener un recuerdo de este día. Así como de los accesorios y el vestuario de los novios el vehículo que los desplaza en el día de su boda, etc…, para de una manera creativa y desde un punto de vista más personal, plasmar las imágenes del día de la boda.

Se basa en encuadres y ángulos diferentes, ayudándose de iluminación artificial para componer imágenes especiales y de una gran dosis de creatividad a la hora de realizar el reportaje fotográfico.

Este tipo de reportaje puede requerir en algunos momentos, de una mayor colaboración por parte de los novios, tanta como la importancia que ellos le quieran dar al resultado final, ya que a parte de las imágenes que se toman de una manera natural y creativa, también se podrán crear imágenes artísticas apoyadas por la iluminación artificial en determinados rincones de los lugares donde se celebra el evento.

Para este tipo de reportajes ayuda que la pareja tenga algunas ideas sobre algunos tipos de imágenes que quieran que formen parte de ese recuerdo que quieren tener de ese día tan especial, y que con anterioridad, el fotógrafo se reúna con la pareja, para que les hable de las posibilidades artísticas que habrá durante el día de la boda y que conozca esas ideas que la pareja pueda tener.

Muchas de esas ideas las pueden obtener las parejas viendo imágenes de bodas y eligiendo aquellas que más les puedan llegar a gustar.

Reportaje de boda fashion.

Los reportajes de boda con estilo de moda o tipo fashion, nacieron en Estados Unidos, cuando algunos fotógrafos de moda empezaron a pasarse al mundo de la fotografía de bodas.

Se podría comparar con un reportaje de boda tradicional, ya que en este tipo de reportajes también existen posados, pero tratados de una manera totalmente diferente, muchos más estudiados y preparados, dándole mucha importancia a los escenarios, a las poses y a la iluminación, entre otros elementos.

Este es probablemente el tipo de reportaje que más requiere la colaboración de la pareja, y es por eso que debe ser bien analizado por ambas partes, para tenerlo todo muy bien organizado y poder optimizar de la mejor forma posible el tiempo disponible durante el día del evento. Aunque una muy buena opción para no dedicarle demasiado tiempo durante ese día a la toma de las fotografías, es dejarlas para una sesión posterior, es decir, una sesión postboda.

También es importante saber que para este tipo de reportajes el fotógrafo posiblemente requiera de algún asistente más para poder llevarlo a cabo.

En resumen, como decía al principio, estos son los tipos básicos de reportajes fotográficos que la pareja se puede encontrar. Nosotros personalmente no optamos por la elección de uno de ellos en concreto, preferimos combinarlos para ofrecer reportajes más completos y variados. Para ello dedicamos un tiempo a estudiar los diferentes escenarios por los que discurrirá el día y en una reunión previa con los novios mostrarles las diferentes posibilidades que hay y llegar a tener una idea previa de las imágenes que podremos realizar, en función siempre, claro está, del tiempo que la pareja quiera dedicarle al reportaje de su boda.

Siempre es bueno que en el reportaje se incluyan imágenes de posado con los familiares y amigos, mezcladas con fotografías espontáneas e incluir algunas de corte más artístico y más preparadas.

Ten en cuenta que tu boda es única e irrepetible, por muchas fotos de boda que veas, tu y tu pareja sois únicos, y tú día será siempre diferente, genuino y muy especial.